SIERRA DE HUELVA - ALBARRACIN

TORCUATO RUIZ FOTO EN ALGUN LUGAR

SIERRA DE HUELVA

 

La Sierra Occidental de Huelva se encuentra al noroeste de la provincia, al límite con Portugal, Badajoz, la sierra del Andévalo y la cuenca Minera. Cuenta en su totalidad con una extensión de 1786 km² y una altitud media de 560 metros.El cerdo ibérico, elemento indispensable de la cultura serrana, se ha erigido en pilar decisivo de su economía en sector de industrias cárnicas. Los productos elaborados del cerdo proyectan además toda la comarca en el exterior dada su merecida fama acreditada por una denominación de origen. No obstante, en los últimos años se ha producido un resurgir del ganado vacuno para la fabricación de quesos de gran calidad y exquisito sabor.

Mención aparte merece la explotación de dehesas y alcornocales por su valor histórico, natural y paisajístico. Estos sistemas tradicionales consiguen establecer un equilibrio entre su uso para fines agropecuarios y el mantenimiento de los ecosistemas originales.

La red hidrográfica está formada por las subcuencas del Múrtigas y Chanza cuyas aguas se vierten en los ríos Guadiana y Odiel. Estos cursos están reconocidos por sus numerosos afluentes y manantiales y por la calidad natural y ecológica de sus aguas.

El clima, de tipo mediterráneo, se diferencia por su carácter templado. De temperaturas suaves por influencia oceánica, los veranos son secos y cálidos aunque no suelen sobrepasar los 36º y los inviernos, húmedos, presentan medias de 13º aunque se alcanzan temperaturas bastantes mas bajas. Las precipitaciones son muy abundantes, el clima favorecen que junto al característico bosque de encinas y alcornoques, se den especies de otras zonas más húmedas como chopos, castaños, avellanos, etc, conformando así una vegetación rica y llena de contrastes.

La sierra te atrapa por el encanto de su paisaje, sus senderos bien cuidados y señalados y sus pueblos llenos de encanto y con gente muy hospitalaria, desde el abuelo en la tienda de la señora Maria que se desvive por explicarte con detalle donde y como puedes ir para disfrutar de tan hermosos parajes.

Los municipios de la Mancomunidad reúnen una gran riqueza histórica que se ha reflejado en el nombramiento de conjuntos históricos de cinco de sus municipios que han sabido preservar sus monumentos y casco urbanos. En cuyas calles se puede disfrutar del encanto de la arquitectura, descubriendo su historia y su rico patrimonio. Desde Almonaster la Real hasta Los Marines, pasando por Aroche, Cortegana, Castaño del Robledo y Santa Ana la Real.

Ejemplos son la mezquita de Almonaster unica en España, se convertiria en iglesia cristiana a principios del siglo XIII y la plaza de toros del siglo XIX. Cortegana su castillo y la iglesia de San Salvador del siglo XIV-XVI Gotico-Mundejar/Renacentista o en Linares de la Sierra, la Iglesia de San Juan Bautista del siglo XVIII Barroco Sevillano.

Bajando de la sierra hacia la capital puedes parar en Valverde del Camino que se encuentra en el centro de la provincia. a unos 45 kms de la capital. Donde podras contemplar los dolmenes de la edad de bronce conocidos por Los Gabrieles y el Cabezo de la Hueca, en los parajes cercanos a la actual poblacion y que constituyen ejemplos significativos de la importancia de la epoca.. Por otra parte, las minas influyeron igualmente en estos asentamientos. Quedan vestigios romanos en las cercanías de Valverde del Camino de las vías que sirvieron para sacar la riqueza del corazón de estas minas para darles salida por mar. Esta vía se utilizó hasta el s. XIX como acceso hacia la Sierra de Huelva. En el lugar que hoy ocupa Valverde del Camino estaba, en la época romana, el camino de Huelva a Extremadura.

A comienzos del siglo XVIII, la aldea de Valverde del Camino seguía dependiendo de la villa de Niebla, tanto en lo político como en lo económico. En 1733 Valverde se independiza de Niebla y consigue el título de villa de manos del rey Felipe V, con el beneplácito de Niebla y del dueño y señor del Condado, el Duque de Medina Sidonia.

Hoy Valverde tiene una gran industria de calzado y los botos mas famosos del mundo, la industria del mueble, la agricultura de secano y los olivos es otra fuente de ingresos de esta villa, si pasas por Valverde aparte de visitar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Reposo, el Paraje de La Charca, la Ermita del Santo o la Ermita de la Trinidad, pasate por el Cafe- Bar La bodeguita sito en la calle Valle de la Fuente nº 9, que seras bien recibido y mejor atendido.

 

 

ALBARRACIN (Teruel)

 

En la cima de una pequeña colina de los Montes Universales despunta la torre de la catedral de Albarracín, un pueblo medieval que la actualidad ha respetado incluso en las nuevas construcciones. La tierra se confunde con las casas y su muralla parece terminar en el cielo.

Albarracín es un hallazgo insospechado en el corazón de una tierra dura. Y lo cierto es que ha llegado hasta nuestros días como uno de los pueblos más bellos de España. Los colores rojizos y ocres de sus intricadas casonas son una metáfora del paisaje que lo rodea. Realmente es un pueblo que se deja querer. El primer contacto es excelente. Uno se da perfecta cuenta del gusto de sus habitantes.

Es impresionante la imagen de la villa, trepando por la montaña, encerrada en su muralla, con su arquitectura popular.

Albarracín conserva en sus estrechas callejas el espíritu del medievo. Toda la ciudad está hecha para pasear, para olvidarse del coche. Hay que ascender por la Cuesta de Teruel, cuyo nombre es debido a que al final de la cuesta se encuentra la puerta del mismo nombre. Comprueba entonces uno que la ciudad no se deja ganar fácilmente ya que el ascenso es algo duro, aunque merece mucho la pena, porque se van viendo cosas interesantes y casas colgantes.

A Albarracín hay que contemplarla despacio. Como siempre recomiendo, levantar la cabeza y gozar con la balconadas. Hay dos imagenes que se deben retener en la visita, la Casa de la Brigadiera, hoy hotel Albarracín, que es del siglo XVII, y la Casa de la Julianeta.